Inicio » Patologías »

 Síntomas

Síntomas

Síntomas, Signos y Estrategias de Afrontamiento de la Ansiedad.

La ansiedad es una emoción que nos permite la supervivencia. Sin embargo, cuando esta emoción se intensifica y se vuelve persistente, pueden aparecer síntomas de ansiedad desagradables.

En este artículo, se explica en detalle los signos de la ansiedad y los síntomas físicos y emocionales que pueden aparecer. 

También, se comentan los síntomas acordes a un ataque de ansiedad y se proporcionan algunas estrategias para gestionar correctamente la sintomatología ansiosa. 

Síntomas de la Ansiedad

En cuanto a los síntomas de la ansiedad, podemos encontrar tanto físicos, emocionales como cognitivos.  

Signos Emocionales y Cognitivos:

La ansiedad puede manifestarse de diversas formas en el ámbito emocional y cognitivo.

Algunos de los síntomas de ansiedad más comunes incluyen:

  • Preocupación constante: Las personas que presentan ansiedad suelen tener una preocupación constante y abrumadora sobre diversos temas, ya sean del presente o del futuro.

En ocasiones puede ocurrir incluso cuando no hay una razón evidente para estar ansioso.

    • Inquietud y Agitación: Incapaz para relajarse o sentirse tranquilo, incluso en situaciones que normalmente serían cómodas.
    • Dificultad para concentrarse: La ansiedad puede dificultar la concentración y el enfoque en las tareas diarias.
  • Irritabilidad: Las personas con ansiedad suelen sentirse más irritables, por lo que pequeñas molestias pueden provocar respuestas emocionales exageradas.

Síntomas Físicos de la Ansiedad

La ansiedad también puede tener manifestaciones físicas notables en el cuerpo. 

Algunos de los síntomas físicos de la ansiedad incluyen:

  • Palpitaciones: Sensación de que el corazón va acelerado como si se fuese a salir del pecho.
  • Exceso de Sudoración: Incluso en situaciones que normalmente no generarían sudoración.
  • Tensión Muscular: Experimentar dolor en algunas partes del cuerpo, como el cuello, espalda, mandíbula, etc. 

El estado de tensión causado por la ansiedad ocasiona que los músculos estén tensos o doloridos. 

  • Trastornos Gastrointestinales: Náuseas, vómitos, diarrea o malestar estomacal debido a la ansiedad.
  • Sensación de Mareo o Vértigo: Experimentar vértigo, mareos o sensación de desmayo debido a la respuesta física al estrés.

 

Hombre con exceso de sudoración debido a ansiedad.

 

Síntomas de un Ataque de Ansiedad

Los ataques de ansiedad, también conocidos como ataques de pánico, son episodios intensos de ansiedad que pueden manifestarse con síntomas físicos y emocionales abrumadores.

Algunos de los síntomas de un ataque de ansiedad incluyen:

  • Sensación de Ahogo: Dificultad para respirar y/o percepción de no poder obtener el aire suficiente. 
  • Presión en el Pecho: Sentir una opresión en el pecho que puede ser confundida con problemas cardíacos.
  • Miedo a Morir o a perder el control: Sensación de perder el control y temor a morirse, como consecuencia de la sintomatología intensa que experimentan. 
  • Temblores y Sacudidas: Experimentar hormigueo o temblores en las extremidades o sentir que todo el cuerpo tiembla.

 

 

Estrategias para Afrontar la Ansiedad

A continuación, se proporcionan algunas estrategias que pueden ser de gran ayuda para reducir los síntomas de ansiedad. No obstante, se recomienda acudir a un profesional. 

  • Técnicas de Relajación: Practicar técnicas como la meditación, la respiración profunda y el mindfulness puede ayudar a reducir los síntomas de ansiedad.
  • Ejercicio Regular: Mantener una rutina de actividad física puede liberar endorfinas y mejorar el estado de ánimo.
  • Establecer un buen vínculo social: El realizar actividades sociales agradables libera dopamina en tu organismo, lo que te permite tener sensaciones placenteras. 

Asimismo, el poseer fuentes de apoyo y un buen vínculo social, te permite una buena ventilación emocional. 

  • Gestionar el Estrés: Aprender a manejar el estrés cotidiano a través de la planificación, la organización y el establecimiento de límites.
  • Estilo de Vida Saludable: Mantener una dieta equilibrada, dormir lo suficiente y evitar el consumo excesivo de cafeína y alcohol puede ayudar a reducir los síntomas de ansiedad.
  • Buscar Ayuda Profesional: Un psicoterapeuta especializado en salud mental puede proporcionar herramientas y estrategias personalizadas para manejar los síntomas de ansiedad.

 

Mujer sufriendo un ataque de ansiedad.

 

Impacto de la Ansiedad en la Vida Cotidiana

La ansiedad puede tener un impacto significativo en la vida cotidiana de quienes la experimentan.

Los síntomas emocionales y físicos de la ansiedad pueden dificultar la realización de actividades diarias y conducir a un deterioro en la calidad de vida.

Las personas con ansiedad a menudo evitan situaciones que temen que puedan desencadenar sus síntomas, lo que puede limitar sus oportunidades y experiencias.

Las relaciones personales y laborales también pueden verse afectadas, ya que la ansiedad puede dificultar la comunicación efectiva y la participación en actividades sociales.

Tratamientos y Enfoques Terapéuticos:

Es alentador saber que la ansiedad puede ser tratada de manera efectiva y que hay diversas opciones disponibles para quienes buscan ayuda.

Existen enfoques terapéuticos específicos que pueden ser beneficiosos:

  • Terapia Cognitivo-Conductual (TCC): Esta terapia se centra en identificar patrones de pensamiento negativos y reemplazarlos por pensamientos más realistas y saludables.

Desde este enfoque terapéutico se trabaja reestructuración cognitiva para modificar las creencias irracionales y erróneas, y se proporcionan diversas estrategias. 

Entre ellas, cabe destacar, estrategias de resolución de problemas y estrategias de regulación emocional. 

También, se proporcionan estrategias de relajación y respiración para controlar los síntomas de ansiedad que pueden aparecer en el día a día. 

  • Terapia de Exposición: Enfrentar gradualmente las situaciones que generan ansiedad puede ayudar a disminuir la respuesta de miedo y evitación. 

Esta terapia se realiza bajo la guía de un profesional y puede ser efectiva para tratar fobias y trastornos de ansiedad específicos.

  • Terapia de Grupo: Participar en sesiones de terapia de grupo brinda la oportunidad de compartir experiencias con otras personas que enfrentan desafíos similares. El apoyo mutuo y la comprensión pueden ser muy reconfortantes.
  • Medicamentos: En algunos casos, los médicos pueden recetar medicamentos, como antidepresivos o ansiolíticos, para ayudar a controlar los síntomas de ansiedad. 

Es importante trabajar en estrecha colaboración con un profesional de la salud para determinar la mejor opción.  

El Camino hacia el Bienestar: